sábado, 23 de abril de 2011

Recursos de escritura: El presente intemporal

La utilización del tiempo presente tiene como finalidad, en parte, establecer un equivalente del modo narrativo cinematográfico
John Updike

"La narrativa moderna y el llamado Nuevo Periodismo permiten el uso del presente como tiempo central de todo el texto.
Escribir en presente es cuidar que los verbos referidos a acciones pasadas aparezcan en presente y den más vida al relato. El recurso genera, además, otras condiciones de producción: da nuevos elementos para escribir. Cuando redactamos en pasado, transcribimos el recuerdo tal como permanece archivado en nuestro plano consciente, a lo sumo, agregamos algún detalle. Todo aparece ya armado, inamovible.
Cuando escribimos en presente, otra vez escenificamos dentro de nosotros la situación, provocamos algún tipo de emoción y facilitamos que resurjan elementos que teníamos olvidados. Escribir "como si" la acción transcurriera aquí-y-ahora hace revivir lo narrado -al autor antes que a nadie- de otra manera.
El presente es un tiempo verbal que moviliza de una manera diferente que el pasado. El pasado recrea; el presente inspira, modifica el recuerdo que teníamos de algo. Es evocador por excelencia.
Además de servir para contar, explicar e informar, el presente relata en directo y hace que el lector se sienta muy próximo a la escena.
Cuando el cuerpo central del relato está en presente, resulta más fácil aludir a lo que ocurrió antes o puede ocurrir después. Basta emplear el pretérito indefinido o el imperfecto o el futuro simple; tiempos que no requieren el auxiliar haber (he, había, habré) y permiten economizar lenguaje.

EJEMPLOS
a) "Ulises quería conocer cómo era ese poder extraordinario del canto de las sirenas, que enamoraban a distancia a los navegantes, los atraían a sus moradas y les ofrecían el placer con sus brazos abiertos y sus pechos hermosos hasta que, ya con ellas, los sumergían en el mar y los devoraban. Ulises, sabio y prudente, se hizo atar al mástil de su barco con la orden de que no lo desataran hasta después de haber pasado las islas de las sirenas."

b) "Ulises quiere conocer cómo es ese poder extraordinario del canto de las sirenas, que enamoran a distancia a los navegantes, los atraen a sus moradas y les ofrecen el placer con sus brazos abiertos y sus pechos hermosos hasta que, ya con ellas, los sumergen en el mar y los devoran. Ulises, sabio y prudente, se hace atar al mástil de su barco con la orden de que no lo desaten hasta después de pasar las islas de las sirenas."


Escribir en este presente intemporal es una técnica de aprendizaje que suele convertirse en estilo. Quien llega a dominarla, después puede manejarse más libremente con los demás tiempos.

Artículo extraído del libro "¿Cómo lo escribo?" de Juan Carlos Kreimer, Ed. Planeta (2001)